La naturaleza como inspiración tecnológica

La resolución de los problemas inicia con la fuente de observación, sin duda este principio básico de analizar y abstraer. Sabemos que un sistema informático es el producto final de la solución que se proponga, siendo así la síntesis del problema.

Uno de estos sorprendentes, estudios son los crustáceos que aparte de sus propiedades culinarias han servido para la inspiración para la tecnología en la visión de los autos autónomos. En particular del camarón mantis que cuenta con un complejo sistema de visión para detectar a su alimento en aguas superficiales y esto se ha tomado como un reto tecnológico en el terreno de los vehículos autónomos

Sin duda las repuestas a grandes problemas están al alcance de nuestras manos y frente a nuestros ojos, solo debemos despejarlos. Esto un desafío a la inteligencia, intuición o de quien tiene más capacidad de observación. El entorno, la naturaleza puede darnos muchas pistas y echarnos una mano con ello.     

Buena semana para todos y quizá lo que encuentras está a tu alrededor en la naturaleza, aunque algunas veces somos tan perversos con ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *