Robots

No quiero dejar este intenso agosto del 2021 sin comentar sobre el nuevo robot para trabajos aburridos y pesados que anunció Elon Musk hace unos días. Ya he comentado en un anterior post una noticia de él a quien tengo admiración, así como a otros emprendedores por la capacidad autodidacta de aprender.

Si quieres saber más sobre Elon, puedo recomendarte este libro autobiográfico sobre su vida personal y emprendedora. Sobre todo cómo logró el imperio de sus compañías; además, en la web hay de miles de entrevistas y videos motivacionales que llevan su nombre.

Libro

Siguiendo la noticia del lanzamiento de su nuevo robot he visto otros robots, pero no algo parecido por las funciones.

Aunque muchos de sus detractores lo han calificado “un robot vende humo”, que aún no es posible. Particularmente, con una computadora de casa algunos modelos de machine learning e incluso Deep learning que sepa me quedo un poco escéptica de este prototipo, pero con las cosas que se ha propuesto este empresario y la tecnología que tiene desarrollada junto a su equipo pienso que es posible.

La tecnología ha tomado cada vez más nuestras vidas en todos los ámbitos arte, marketing, ecommerce, salud, etc.   En todo se requiere bases sólidas humanísticas, matemáticas y un buen equipo para llevarlo a cabo, recalco equipo.

Nos espera más noticias como esta esta, nuevas empresas competidoras a nivel internacional es lo interesante del mercado no ser la única opción frente a las nuevas apuestas tecnologías.

¿Qué crees tú qué puede suceder? Es cuestión del tiempo, lo importante es atreverse a nuevas ideas 🙂

Corregir los Pensamientos

En mi último post escribí sobre el desafío de nuevos comienzos y cómo aplicarlo a diferentes ámbitos de tu vida.

Y prometí darte una técnica sencilla de resetear tu cabeza cada vez que empieces a divagar. Esta técnica es la de “la liga”, que consiste en colocar en cualquiera de tus muñecas una liga del color que quieras y cada vez que tu cerebro accione un recuerdo o pensamiento negativo tirar de esta. A ver, esto no se trata de un truco de flagelación o algo por estilo, es solo que distraigas la atención de un pensamiento interior con otro exterior.

Por experiencia te la recomiendo. ¿Pero de dónde viene esta técnica? En mi opinión la puedo asociar con la teoría de estímulo – respuesta de Ivan Pavlov, con las observaciones científicas que hacia los perros al babear no solo cuando había u olían su comida, sino cuando indicaban esta estaba por llegar, y sea por una campaña, crujido de una puerta, etc.

Si te explico más de Pavlov, ganó el Nobel en 1904, y su misión era entender nuestro cerebro científicamente. Aunque quiso ser sacerdote se entregó a los brazos de la ciencia y pasó gran parte de su carrera midiendo las secreciones producidas por el estómago. Lo genial fue porque se dio cuenta de que podía medir las secreciones producidas por un proceso mental.

Pienso que esta técnica se asocia de corregir y quitar de tu mente cualquier distracción con tirar de la liga y en vez de babear tu tendrás una alerta. Tampoco se trata de que te destruyas la muñeca de tu mano (sonrío al escribir este post) solo es darte pequeños avisos que debes seguir tu enfoque en lo que quieres; además, hay otro factor muy importante es que el tiempo se va de prisa y no querrás perderlo en los mismos errores en tu trabajo o lo que quieras lograr.

Ya vez, solo debes empezar a corregir los pensamientos y no permitir de que detengan tu vida. Esto es importante así que te invito a usar esta técnica que puede ayudarte o si eres muy estricto/a solo dirás: ¡No voy a perder más tiempo! Jajaja, todo depende de ti.

Nos vemos muy pronto con otro escrito 🙂