El precio de las emociones

Hace poco compartí un café con una persona que me contó parte de su vida, y uno de sus grandes fracasos ha sido construir una relación sentimental, pese a los negocios que ha formado. A sus 60 años de edad y pese a una vida llena de trabajo y lujuria siempre creyó en el amor, pero el miedo a confiar en una mujer también lo traicionó. Ahora, tiene una relación con una mujer de 40 años, también con un pasado similar y se siente como nuevo, la edad no le impidió ser padre por primera vez.

No es fácil conocer a personas que te entreguen parte de su experiencia personal en un par de reuniones, el motivo que nos unió fue una conversación de marketing para su empresa. En la segunda reunión inesperadamente escuché su historia personal y esto gracias a la felicidad que se reflejaba en su sonrisa, le di las gracias por compartirme su historia. Sé que él me dobla la edad, pero siento que lo largo de mi vida he tenido lo suficiente para aprender de las relaciones amorosas, a pesar de no haber tenido una relación estable. Obviamente no lo puedes saberlo todo.

Pero, lo que me diferencia de él, es que sí he asumido riesgos por ser emocional y si perdí o no, solo hay que reconocer lo que aprendiste para luego seguir. Importa estar en paz y tener a una persona que no te de dolores de cabeza, ni te haga pensar mucho en su confianza. Muchos(as) sufren por amor, pienso que en el amor no hay que sufrir tanto, solo es que esa persona quizá no es para ti y sin juzgarla solo hay que dejarla ir. La relación es de a dos y marcará parte de tu tiempo si la tomas en serio. Solo tú sabes si vale la pena luchar, hay tantas historias….

No hay riesgo en ser emocional, solo hay que ser equilibrado en lo que se quiere. Saber esto involucra conocerte, y esto no es un proceso de la noche a la mañana, toma tiempo. Lo sé personalmente porque demoré en hacerlo. Es curioso que ahora hable de amor y relaciones sentimentales.

Este texto será muy escueto por ahora, pero prometo que descifrarlo más, línea por línea y por supuesto que lo haré en el trascurso de mis fines de semana, no perderé el hábito de escribir en este blog, pero ya sabes me dedico a diferentes cosas y puedo escribir de todo un poco de amor, de tecnología, de matemáticas, en fin, siempre estaré abierta a conocer.

Es otra semana llena de desafíos, bienvenido septiembre, cambio de estación en el hemisferio sur, y el trabajo no se acaba.

Visita mi web: www.crearce.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *