Joker, la amable mirada de un loco con la sociedad.

Después de mucho tiempo de largas jornadas de aprendizaje y ensimismamiento con la programación me di un relajo en ver una película que valía la pena tomarme un tiempo y disfrutarla en pantalla grande.

Al sentarme en las butacas intenté colocarme del lado de un simple espectador, dejando de lado mis emociones o conocimientos que tengo sobre cine, sobre historias y estructuras, pero fue un fracaso. No evitaba predecir lo que pasaría en las siguientes secuencias y jugar a ser la guionista del film. Debo confesar que algunos puntos de giro me sorprendieron y me causaron escalofríos.

No pude evitar mirar algunas de las incomodidades en el público en algunas escenas y después de escuchar algunos crujidos de popcorn y algunas envolturas la sala se quedó muda, parece que les había terminado el hambre y no había sentido más que para los ojos y oídos. La visión del director y su atmósfera oscura nos había dejado atrapados.

La locura de este personaje en ser reconocido y sentirse vivo dejó en mi mente muchas preguntas. ¿Qué pensamientos deja en Joker en cada persona? ¿Alguien podrá superar la actuación de Phoenix? ¿Qué nos espera los próximos films del guasón?

Tras meterme en la historia y disfrutar cada plano junto con la música puedo decir que nunca dejaré de amar al cine a donde volveré dentro de un tiempo mientras desarrollo otra pasión y escribo algunas historias.

No podía evitar hablar y escribir de este film que me apasionó verla porque sencillamente tiene esencia y un personaje mueve toda la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *