Escribía de pie – Hemingway

Hace unos días recibí un correo interesante de las notas  de un escritor famoso Hemingway y algunos de sus hábitos que quisiera compartir.

Si te cuento más de este escritor nació el 21 de julio de 1899 y fue un periodista estadounidense que ganó el Premio Pulitzer en 1953 por El viejo y el mar y al año siguiente el Premio Nobel de Literatura por su obra completa.  Estoy segura que la leíste o te la mencionaron en el colegio.

Quisiera contarte la historia personal de este escritor, en lo particular es una de una de las biografías más intensas que he leído como amores tóxicos, matrimonios, accidentes, su locura y un trágico suicidio, pero me centraré en entregarte una parte importante de él en sus últimos años.

Escribir de pie y “bajar la tripa y tener más vitalidad”. Cuando escribes el acto requiere vida y desatar lo que llevas dentro. Para él aparte de tener vitalidad y estar despierto, también escribía.

Aquí te comparto también algunas de sus obras que fueron llevadas al cine.

1962Cuando se tienen 20 años
1958El viejo y el mar
1957Adiós a las armas
1952Las nieves del Kilimanjaro
1946Forajidos
1945Tener y no tener
1943Por quién doblan las campanas
1932Adiós a las armas

Cuando haces el experimento de hacer las cosas de pie en verdad te genera una actividad de urgencia, concentración para poder terminar rápido una tarea. Pero hay otras que no me gustaría estar de pie, por ejemplo, cuando estas frente al código, tampoco me quiero convertir en una mártir y estar más de 15 horas de pie en el computador.

Bueno, como este escritor quizá puedas maquinar nuevas formas de obtener mejores resultados. Horarios día o noche, trabajar de pie o acostado, lo único es disfrutar y lograrlo.

Que tengas un excelente comienzo de agosto 2021, el tiempo como siempre va de prisa, así que aprovéchalo😊.

Apuntes de un viaje Europeo antes de pandemia.

Entre los escritos escondidos encontré una nota que no publiqué hace un año. Como dije en un post anterior entre mis apuntes del pasado encontré esta nota sobre el viaje que hice en el mes de febrero del 2020. Cuando tomé un viaje aventurero a Europa que no me sentí segura hasta después de tener el ticket de compra y saber que iría.

Ir al viejo continente por primera se generó en mí una gran expectativa por los lugares y futuros castillos que ya exploraba en mi mente y corazón. Los destinos eran tres ciudades: Madrid, Barcelona (España) y Carcassonne (Francia).

Al volver a leer este post incompleto sentí que debí terminarlo y escribir la aventura de este viaje, como parte de esa historia que cambió de un momento a otro a pocos días después de la navidad del año 2020. A pesar, que hubo muchas promesas por continuar en un futuro viaje; pero por circunstancias del destino, decisiones y la vida no llegó a suceder: todo desapareció.

En verdad, no se tiene seguro nada en esta vida: las personas cambian, las historias cambian y solo debes continuar.

Conocer Madrid fue hermoso y estratégico al salir a lugares más turísticos de la ciudad, compartir algunos platos típicos, además, de caminar por las calles y tomar algunas fotografías. Siguiendo la ruta planeada el siguiente destino desde Madrid fue hacia Carcassonne. Recuerdo que salí de noche en bus y al otro día amanecí en aquella ciudad.

El siguiente país fue Francia, que sabemos es uno de los destinos más especiales por los viajeros, y la utopía de las historias de amor según los films jajajaj. Desde pequeña he visto todas las películas que llevan a Paris en su trama, prometo contar sobre estas historias del cine en otro post. Pero no fue mi caso estar allí, sino en Carcassonne (dejaré a Paris como una vivencia que algún día haré realidad y seguro escribiré sobre esto).

Carcassonne fue un lugar mágico. Por primera vez degustaba el vino francés, queso, pan, dulces, ufff varias cosas que quisiera volver a probar. Castillos mágicos, medievales, era increíble caminar en estos lugares, recuerdo la emoción al llegar a ese lugar y quedarme boca abierta mirando desde lejos aquellos lugares donde un día un rey su reina habitaron.

Además, el ambiente en aquella fecha era distinto, sin restricciones y ver a las personas tras una mascarilla. Todo era más libre, no sabía la gravedad de la pandemia.

La última ciudad a visitar fue Barcelona, no podía perderme del Palacio de Montjuïc que nació para perdurar en Catalunya.

Y la arquitectura de Antoni Gaudí como «La Sagrada Familia», luego terminar el día con algunas caminatas de noche por la ciudad.

Sé que volveré, pero esta vez en una estación diferente para disfrutar como buena costeña de una playa más calurosa.

Haber tomado esta aventura que para mí significa un precedente y aprendizaje para hacer otros viajes sola o con alguna persona en especial. Pues los recuerdos y anécdotas que pasan solo son un pasaje en nuestra vida, ya sabes las historias pueden cambiar, como sucedió conmigo, como también les pasó a muchas personas en esta pandemia. Supongo que es parte de vivir, conocer nuevas personas y en otros casos dejarlas.

Después de Barcelona, regresé a Madrid para regresar a Santiago por mis estudios que finalmente terminaron en línea por la pandemia jaja, fue todo muy irónico.

Ahora que va volviendo todo a la normalidad, estoy segura que iré de nuevo a estos lugares sin alguna preocupación emocional de que funcione o no alguna historia. Y volveré a disfrutarlos, pero con una nueva mirada en el camino, más experiencia y con nuevas páginas en el libro de mi vida que aún están en blanco y quedan por escribir.

Sin embargo, la experiencia de este viaje se agradece.

«Cuando te enamores»

Hoy inicio este nuevo proyecto, un viaje alrededor de las letras y de las historias que quiero contar. Es parte de lo que me acompaña en mi vida y que dejo fluir.

“Cuando te enamores” es la primera novela que escribo, y tomo esta actividad como unas de las pasiones que tengo y que cultivo a diario. Es lo que me salió en esta novela al contar las vivencias de cuatro personajes. Disponible en Amazon Kindle:

No hay lógica, no hay recetas, solo hay pasión por vivir. Te invito a que los conozcas a fondo, a estos personajes a que los juzgues y a que los ames, ellos están expuestos. Es que todos son distintos y lo vamos descubriendo día a día sobre todo cuando nos enamoramos.

Esta es la primera novela que surgió entre otras que quiero escribir, pues la actividad del escritor es misteriosa y lo descubres hasta que empiezas con esta aventura.

«Llegar a lo más profundo del corazón» – Bong Joon-ho

… fue una de las frases que en esta madrugada chilena me dejó volando la cabeza antes de ir a dormir. Sin duda la forma de hacer historias es la que nos envuelven cada día.

Al escribir en marketing , un nuevo post de un producto en redes sociales, crear historias para nuevos productos y hacer nuestras entrevistas en prototipos; todo nace de experiencias porque todo lo que hacemos es para personas.

Independiente de las profesiones o lo que hayas estudiado hay algo en común que une a las personas es la música, la imagen: son las historias que nos dan emociones, que nos entretiene y como dice el director de la película parásitos Bong Joon-ho “llegar a lo más profundo del corazón”. Esta es la mejor de sus adicciones transmitida en su film “Parásitos o Parasite”.

Imagen extraída

Una vez más disfruto esta premiación, de las palabras de aquellas personas que expresan su amor por el cine y que muchos de los espectadores gozamos detrás de una pantalla ya sea por ocio, diversión o pasión. Disfrutar, reflexionar cada plano y la historia, lo que fuese, es lo que llega al corazón.

Seguro veré más de estas películas y me pondré al día con todas estas obras de arte en mi tiempo libre, después de una jornada de algoritmos 🙂

Joker, la amable mirada de un loco con la sociedad.

Después de mucho tiempo de largas jornadas de aprendizaje y ensimismamiento con la programación me di un relajo en ver una película que valía la pena tomarme un tiempo y disfrutarla en pantalla grande.

Al sentarme en las butacas intenté colocarme del lado de un simple espectador, dejando de lado mis emociones o conocimientos que tengo sobre cine, sobre historias y estructuras, pero fue un fracaso. No evitaba predecir lo que pasaría en las siguientes secuencias y jugar a ser la guionista del film. Debo confesar que algunos puntos de giro me sorprendieron y me causaron escalofríos.

No pude evitar mirar algunas de las incomodidades en el público en algunas escenas y después de escuchar algunos crujidos de popcorn y algunas envolturas la sala se quedó muda, parece que les había terminado el hambre y no había sentido más que para los ojos y oídos. La visión del director y su atmósfera oscura nos había dejado atrapados.

La locura de este personaje en ser reconocido y sentirse vivo dejó en mi mente muchas preguntas. ¿Qué pensamientos deja en Joker en cada persona? ¿Alguien podrá superar la actuación de Phoenix? ¿Qué nos espera los próximos films del guasón?

Tras meterme en la historia y disfrutar cada plano junto con la música puedo decir que nunca dejaré de amar al cine a donde volveré dentro de un tiempo mientras desarrollo otra pasión y escribo algunas historias.

No podía evitar hablar y escribir de este film que me apasionó verla porque sencillamente tiene esencia y un personaje mueve toda la historia.